setTimeout(function() { ga("send", "event", { eventCategory: "NoBounce", eventAction: "NoBounce", eventLabel: "Over 10 sectonds" }); },10*1000);

Yoga Integral

 

Yoga Integral

 


La práctica del Yoga es un camino hacia la evolución y el conocimiento de uno mismo.

“No existe un método que sea mejor que otro

no existe la forma correcta de hacer una postura,lo que sí existe, es el método y la postura que funciona para uno”


Yoga Integral

También llamado Purna yoga o yoga completo se asocia fundamentalmente con las enseñanzas de uno de los pensadores y poetas indios más brillantes de todos los tiempos, Sri Aurobindo Ghose (1872-1950). Elabora un yoga integral que sintetiza elementos de la tradición especulativa védica, la cosmovisión tántrica y el pensamiento occidental. Considera al ser humano no como un ser terminado sino como un ser en transición, la continuación del proceso evolutivo de la naturaleza.

Yoga Integral

El yoga integral define la práctica simultánea de las diferentes sendas del yoga en el marco de la evolución de las capacidades humanas.
Las principales sendas que contemplamos son:

El Hatha yoga o yoga psicofísico. Es el más conocido en Occidente por su valor terapéutico. Las posturas, las técnicas respiratorias y de relajación equilibran los aspectos mentales y físicos del individuo. Los ejercicios del Hatha yoga adecúan nuestro cuerpo físico y energético para entrar gradualmente en prácticas de concentración y meditación más profundas.

El Raja yoga o yoga mental nos proporciona las herramientas para indagar conscientemente en los procesos inconscientes de nuestra psique y en la naturaleza de la mente. Los efectos positivos de la práctica meditativa y las técnicas de concentración son muchos, profundos y actualmente están extensamente documentados.

Las técnicas del Tantra yoga toman la vía sensorial como camino de conocimiento y trascendencia. Canalizan el potencial creativo de la polaridad básica de la existencia hacia la unidad del ser. Buscan el despertar de la energía dormida en la materia para usarla como “trampolín” a estados ampliados de consciencia.

El Gnana yoga o yoga del conocimiento nos invita a tomar conciencia de las categorías mentales a través de las cuales vemos el mundo y de esta forma nos expone a los procesos de conocimiento humano. Reflexionar en los principios universales revelados por la intuición trasciende nuestra limitada visión del mundo.

El Karma yoga o yoga de la acción desinteresada nos propone aceptar nuestro cometido en el mundo y desarrollarlo sin apego o rechazo. De esta manera actuamos más allá de nuestro propio provecho y en relación a un bien mayor. La ley de causa y efecto determina el resultado de nuestras acciones, no tanto por lo que hacemos sino por cómo lo hacemos.

El Bhakti Yoga o yoga devocional facilita la experiencia extática como forma de trascendencia y conocimiento del ser. Normalmente se asocia con el sentimiento religioso y el cultivo del amor trascendente. El poeta que desvela y nutre los mundos del alma a través de su arte es un bhakti yogui. Aquél que ve en todo un reflejo de lo sutil es un bhakti yogui. A quien se entrega y confía en la energía que sustenta los diferentes mundos, se le desvela el sentido de la vida.


El Yoga Integral Pablo profesor de Yoga Integral en Darma

Es un sistema de Yoga que incluye una serie de técnicas clásicas y otras más contemporaneas, con un objetivo claro. Es decir, las técnicas que se aplican tienen un sentido y ha sido contrastada su eficacia.
Así trabajamos asanas (posturas) de manera clásica. Pueden realizarse ejercidos de activación o juegos, tanto individualmente como en grupo. También suele realizarse el saludo al sol (Suryanamaskar), con algunos matices particulares. Eventualmente podríamos cantar mantras. Incluimos en las clases pranayama, ejercicios respiratorios para trabajar con la energía. Y también realizaremos ejercicios para canalizar y dar un sentido a esa energía que vamos a movilizar y posteriormente sublimar, es decir orientarla hacia los centros energéticos superiores, esto es Kriya.

Y por supuesto incluiremos la meditación. Para un practicante de Yoga Integral es indispensable ir poco a poco familiarizándose con la práctica meditativa. Si realmente queremos tener algún avance significativo tendremos que comprometernos en este sentido. La sinceridad, la apertura, la entrega, serán condiciones indispensables para los que tengan una decidida aspiración.

El Yoga nos propone una ambiciosa meta, pero no inalcanzable. Por supuesto todo dependerá del nivel de implicación, y cualquier objetivo a corto, medio plazo es totalmente respetable y aceptado. El Yoga Integral es perfectamente valido en este cometido. Como ya hemos dicho, la gran ventaja de todo esto es que cada pequeño paso es un avance hacia una mayor armonía, paz, amor… y en si mismo, cada paso, aporta una mejora y una gran satisfacción para la persona. Además no podemos olvidar que el Yoga es para la vida, la verdadera práctica de Yoga se refleja en nuestro día a día.
Namaste.


Reflexión como profesor y practicante de yoga y meditación

por Pablo profesor de Yoga Integral en Darma


No hay sistemas de yoga mejores ni peores, no hay que descartar ninguna escuela o sistema de yoga porque todas son efectivas. El yoga debe de adaptarse a ti y no al contrario. Todo depende de nuestro momento personal, de lo que nos mueve. Es decir, hay que probar y ver con cual conectamos o cual es la práctica de yoga que mejor se adapta a nosotros en este momento, ya que siempre hay que estar abierto para no bloquear el proceso personal. El Yoga es una técnica milenaria con dos objetivos fundamentales, por un lado desarrollar nuestras capacidades y potencialidades, esto es crecer, evolucionar, y por otro lado conocernos a nosotros mismos, saber quien somos.

Dicen los maestros que es clave reconocer nuestra naturaleza primordial, realizar nuestra esencia nos sitúa más allá de cualquier sufrimiento. Es como si te acaban de tocar unos millones en la lotería, deja de tener importancia una avería en el coche. Así cualquier situación que nos pueda presentar la vida palidece ante la realidad de lo que somos.

Pero todo esto nos puede sonar muy lejano, así que nos centraremos en qué es lo que el Yoga puede aportar a mi vida ahora. Y esta es una de las grandes ventajas del Yoga y es su aplicación práctica en el día a día. Es decir la práctica de Yoga nos ayuda a desarrollar capacidades, potencialidades de la persona que nos facilitan afrontar las situaciones del día día. No se trata pues de solamente ejercicio físico, el Yoga es algo más. Se dice que el Yoga trabaja a nivel físico, a nivel emocional y a nivel mental. También trabajamos a nivel espiritual, pero hay que tener cuidado con esto, ya que estamos muy condicionados por la educación que hemos recibido, por la cultura en la que hemos crecido.

Sirva decir, de momento, que el Yoga no está sujeto a ninguna religión, ni a dogmas o creencias, el Yoga es una ciencia en la que todo ha de ser comprobado y experimentado. Así se trata de ir dando un paso tras otro y descubrir que a cada paso somos un poco más libres, vamos encontrando más paz, nos sentimos más en armonía, más plenos un poco más felices.
El primer efecto que podremos ver, producto de la práctica, es el beneficio físico.

 

 


Podemos destacar una mayor fuerza, más flexibilidad, se elimina el exceso de grasa corporal, fortalece las articulaciones, mejora la postura corporal, alivia dolores, favorece el transito intestinal, mejora la respiración, aumenta la capacidad pulmonar, mejora la circulación sanguínea y la presión arterial, fortalece el corazón, favorece también el sistema linfático, mejora el sistema inmunológico… la salud en general se ve reforzada. Es un tópico pero muy real, el Yoga te hace más joven.


A nivel emocional el Yoga aporta equilibrio, ayuda a manejarse con las emociones. Se consigue una liberación emocional, incluso, según el nivel de trabajo, puede ser muy profunda, podríamos hablar de estados emocionales anclados en la persona a nivel sutil, en el inconsciente. Sin duda las emociones son un motor en la vida, según el estado emocional en el que estamos así es como percibimos el mundo. Si estamos tristes todo nos parece gris, si estamos contentos la vida puede ser maravillosa. Por ello no es despreciable saber manejarse con el tema emocional y tener un cierto control sobre ello. Así el Yoga es recomendable en caso de estrés, depresión, ansiedad, también facilita manejarnos con las adicciones, mejora la autoestima, nos ayuda a generar y promueve pensamientos positivos, mejoran nuestras relaciones, nos ayuda con las frustraciones, inseguridades, miedos… desarrollamos paciencia, amabilidad, generosidad, gratitud, ecuanimidad, amor, compasión. Podríamos seguir enumerando aspectos positivos en este sentido pero lo mejor es probarlo y experimentarlo por ti mismo, de otra manera, todo esto, tiene poco valor.

A nivel mental podemos decir que el Yoga nos aporta manejo de la atención. Y esto es interesante desde cualquier punto de vista, ya que hacemos posible en nuestra vida aquello a lo que atendemos. Por ejemplo una persona deprimida solo se fija en los aspectos negativos de la vida, solo pone la atención en las cosas malas que pasan, y es precisamente eso lo que les mantiene en la depresión.

Ante cualquier dificultad, si centramos la atención en el problema, este nos puede, pero si nos centramos en las posibles soluciones, antes o después, encontramos la salida. Podríamos hablar largo y tendido sobre este tema pero no da lugar. Con la practica de Yoga también aumenta la concentración, la memoria, la claridad mental, intuición, consciencia… por si no fuera suficiente ahora viene lo mejor.

A nivel espiritual el Yoga nos puede llevar trascender el sentido de identidad y desvelar la realidad que somos más allá de cualquier limitación. Con la práctica meditativa promovemos el contacto con lo más esencial de la persona, nuestro ser interior. A través de éste se expresan todas las mejores cualidades de la persona. Y desde ahí nos abriremos a un contacto con las fuerzas de la divinidad más allá de lo individual. Como se puede entender esto nos lleva a una transformación total del individuo que es el fin último del Yoga. Todo esto da para mucho pero lo mejor, lo más razonable y aconsejable, es ir paso a paso, porque es así como normalmente ocurre.


La importancia de las técnicas de respiración Pranayama

por Mariceli profesora de Yoga en Darma


Formación durante 33 años de profesión  en:

Hatha Yoga Flow /Ashtanga Yoga / Yoga de la Energía / Yoga Integral / AeroYoga

Practicante además de:

Kundalini Yoga /Yoga Nidra / Hot Yoga

“La vida humana en la materia comienza con una inhalación y termina con una exhalación”

  

Esto significa que mientras tengamos vida estaremos respirando, y por lo tanto nuestra vida manifestada depende directamente del proceso respiratorio.

"La respiración es una función imprescindible para el buen funcionamiento orgánico”

Todas las demás funciones están interrelacionadas entre si y es por ello que dependen de la respiración para funcionar correctamente.

"Es una función de nutrición tanto del reino vegetal como animal”

“Es un intercambio gaseoso entre un organismo y el medio ambiente, esta función vital permite la expresión de la vida orgánica y su interrelación con su entorno natural”

"La salud depende de una correcta respiración”

Puesto que por medio de la respiración se vitaliza y purifica la sangre y ésta es el sustento de las células del organismo, es por ello de vital importancia saber respirar.

"La respiración es física, mental y espiritual”

Física en cuanto al proceso orgánico en sí, mental por la influencia sobre el sistema nervioso y el cerebro que a su vez ,sirve de expresión de los procesos psíquicos, espiritual en el sentido que puede realizarse a voluntad, conscientemente y no sólo eso sino que influye en el despertar de la conciencia interna o superior del practicante.

 

 


Proceso respiratorio

Empieza con una inhalación por las fosas nasales, siempre debemos inhalar por la nariz, es el conducto adecuado para esta función vital, sirve para normalizar la temperatura del aire del exterior por una parte, y por otra las vellosidades de los conductos nasales detienen impurezas del medio ambiente que luego son expulsadas durante la exhalación que también debemos efectuarla por la nariz, excepto en ejercicios respiratorios donde se permite exhalar por la boca para producir ciertos efectos especiales.

“El aire inhalado pasa por la cavidad faríngea y la laringe, de ahí se introduce en la tráquea viajando hacia los bronquios derecho e izquierdo, se distribuye por los bronquiolos que son como ramificaciones y de éstos pasan a los alvéolos pulmonares que son células de aire que se cuentan por millares en los pulmones”

Aquí es donde se produce uno de los mecanismos más interesantes y maravillosos de la naturaleza:

La Vitalización y Purificación de la sangre.

“Mediante las exhalaciones se elimina el anhídrido carbónico y la sangre se purifica, y cuando inhalamos recibimos el oxígeno que a su vez es asimilado por la sangre vitalizándose, es por ello la importancia tan trascendente de la respiración”

La respiración es un proceso autónomo que puede ser voluntario también, con las respiraciones normales sólo mantenemos el organismo, con ejercicios adicionales obtenemos grandes beneficios no sólo en el nivel físico, sino mental y espiritual.


 

En un período de 24 horas llegan a los pulmones alrededor de 17,000 litros de sangre, es un recorrido realmente asombroso y maravilloso. Si no respiramos profundamente entonces la sangre venosa al llegar a los pulmones no se purifica y no se carga de suficiente vitalidad, esto hace que la sangre esté maleada, y así prosigue su camino pero ahora no está cumpliendo plenamente con su misión, puesto que la sangre arterial que debería estar limpia y energetizada no lo está del todo y este proceso comienza a ocasionar disturbios en la fisiología del organismo, y así aparecen problemas de salud.

Esta deficiencia de oxígeno en la sangre aunado a sustancias perturbadoras que no se han eliminado, ocasiona que se presenten todo tipo de malestares y debilitamiento en el funcionamiento orgánico, y además influye todo esto en los procesos mentales a través del sistema nervioso, el cual se nutre como todos los aparatos y sistemas del cuerpo de la energía de la sangre; si el sistema nervioso y el cerebro no reciben su provisión necesaria de oxígeno no pueden funcionar adecuadamente y comienza a manifestarse una debilidad o irritabilidad en los nervios, que el individuo sufre innecesariamente y lo afecta en su desarrollo personal y en su vida de relación con sus semejantes.

El grado de este problema es tal, que si el sistema nervioso está funcionando mal, los procesos mentales son perturbados profundamente, se generan emociones negativas y pensamientos e ideas perturbadoras, que podrían evitarse si viviéramos más en armonía con las leyes naturales, cuidando la alimentación, la respiración, el ejercicio adecuado, el descanso y la higiene.


 

Kundalini Yoga

El Yoga de la Consciencia

 


 

Kundalini Yoga es la búsqueda de la energía potencial de cada individuo, que se asocia con la consciencia del Ser y su unión con el Universo, nuestra auténtica naturaleza.

¿Qué significa Kundalini?


Las técnicas del Kundalini Yoga tienen su origen en los monasterios de la India y el Tíbet a lo largo de un amplio periodo de miles de años.

En el contexto del hinduismo, Kundalini es la energía que no se puede ver ni medir y que es representada por una serpiente (a veces un dragón) situada en la base de la columna vertebral (sacro), y enroscada en el muladhara (el primero de los chakras o círculos energéticos) localizado en la zona del perineo.

También se emplea el término Kundalini para referirse al trabajo energético que se practica en el Hatha Yoga, o para referirse a otros yogas tántricos, los cuáles tienen como objetivo despertar la Kundalini.

Kundalini es por tanto una enorme reserva energética, un potencial infrautilizado dentro de cada persona. La energía Kundalini es necesaria para la elevación espiritual y “vibracional” de la cuál se compone nuestro ser entendido como el cuerpo físico, emocional, espiritual y astral.

La práctica regular de Kundalini Yoga mantiene el cuerpo en buena forma física, aumenta la vitalidad y prepara la mente para ser más resistente y flexible, para poder enfrentar los cambios en la vida y el estrés.

Kundalini Yoga es una disciplina dirigida a potenciar el bienestar personal en aspectos como la salud, el equilibrio emocional, y el equilibrio interno. Trabaja en tres niveles fundamentales: físico, mental y espiritual. Para conseguirlo se vale de: ejercicios físicos, y de la respiración, la música, y la meditación.

 

 

¿Cuáles son los elementos fundamentales del Kundalini Yoga?

El Kundalini Yoga es una práctica milenaria que abarca la expansión de la consciencia, y que a su vez consigue que la energía Kundalini ascienda a lo largo de la columna vertebral a través de unos centros de energía denominados chakras, activándolos.

Para conseguir esto, se deben unir Prana (energía cósmica) y Apana (energía eliminatoria), mediante Pranayamas (ejercicios de respiración), Bhandas (llaves corporales), las cuáles se realizan en Kriyas (series de ejercicios), Asanas (posturas), Mudras (gestos de manos), y Mantras (recitar palabras).

La Meditación en Kundalini Yoga también es un elemento fundamental, haciendo uso de la visualización, proyección y atención concentrada para conseguir determinados objetivos. La meditación promueve la paz interior, la felicidad y vivir la vida en un estado de consciencia superior.

¿Qué beneficios saludables aporta la práctica del Kundalini Yoga?

  • Mantener un fuerte sistema inmunológico.
  • Mantener el correcto funcionamiento del sistema nervioso.
  • Facilitar una excelente circulación sanguínea.
  • Un cuerpo sano ayuda a tratar con calma los aspectos mentales, emocionales y espirituales de la vida.
  • Ayuda a ser feliz. Sentir lo que es importante, lo que es real en el camino hacia cumplir los propios objetivos y, la capacidad de enfrentarse a los desafíos a medida que se presentan.
  • Ayuda a sentirse en armonía e íntegros. La glándula pineal es el asiento del alma, debe ejercer su acción para poder experimentar el Kundalini. También hay que acceder a la energía de reserva situada en el centro umbilical que nos conecta a la Tierra. Cuando estas dos energías se conectan alcanzamos la auto-realización o la consciencia universal total.

“Cuando nos sentimos conectados con la Madre Tierra, vivimos en armonía con el universo, nos sentimos íntegros, completos y unidos a todos los seres vivientes”.


 

 

 

 

 

Despertando el Potencial Humano